jueves, 3 de enero de 2008

IGLESIA ESPAÑOLA: UNA CRUZADA DE CARTÓN-PIEDRA

El eurodiputado socialista Carlos Carnero aporta en su blog otra perspectiva sobre el bochornoso, ridículo e indignante comportamiento de la Iglesia española, que está avergonzando incluso a muchos católicos sensatos.
Bajo el título "Los católicos europeos se frotan los ojos frente a la cruzada de cartón piedra de la jerarquía española", escribe:

"Mientras en España nos vemos obligados a defender los valores laicos del Estado de derecho frente a una jerarquía católica extremista, el nuevo Tratado de la Unión Europea, ahora a ratificación, como ya hacía la Constitución, establece el diálogo estructurado de las instituciones comunitarias con la sociedad civil, incluyendo las iglesias. Uno se pregunta cómo dialogar con la nuestra... Creo sinceramente que los católicos y, en general, los cristianos europeos se frotan los ojos al ver una Iglesia católica en nuestro país gobernada por una mayoría "trentina", profundamente reaccionaria. Lo sé porque bastantes eurodiputados democristianos o socialcristianos me lo han dicho personalmente. No me resisto a dar el ejemplo: Euronews incluye al final de sus informativos una sección titulada "No Comment", recogiendo noticias que hablan por sí mismas, muchas veces por lo que tienen de chocantes, de sorprendentes. La concentración del 30 de diciembre "Por la familia (sic)" ocupó por derecho propio esa sección. Imaginad lo que podrían pensar nuestros conciudadanos europeos al ver esas imágenes: ahí está la España rancia y apocalíptica. Afortunadamente, la mayoría sabe que ese no es el país avanzado que hemos construido, que está a la cabeza de la modernidad europea, aunque les pese a muchos obispos. Es más, estoy convencido de que los católicos europeos repudian esta nueva "cruzada" de cartón piedra..."

2 comentarios:

Fernando dijo...

Añado nota de Cristianos Socialistas en relación con el acto “Por la familia cristiana” celebrado el pasado 30 de diciembre:

1.- La visión cristiana sobre la familia es una propuesta positiva y enriquecedora para la vida social, pero esta pierde credibilidad cuando en lugar de ser un ofrecimiento a la libertad por la vía del testimonio o de la declaración se usa -por parte de representantes de la Iglesia- como elemento de confrontación social y política y lo que es peor de elocuente partidismo.

2.- Los católicos presentes en Madrid se representan a sí mismos, no al conjunto de la Iglesia católica. La mayoría de los católicos, incluidos presbíteros, religiosos, laicos y parte de los obispos no comparte el espíritu de un acto realizado bajo el sesgo sectario y fundamentalista de algunos movimientos católicos.

3.- El amor familiar cristiano tiene capacidad para acoger y promover en su seno los valores positivos presentes en el cambio cultural tal como es la libertad del amor y la emancipación de la mujer. Desde aquí comparte las políticas llevadas a cabo en esta legislatura en favor de la conciliación entre la vida laboral y familiar, la lucha contra la violencia de género, el apoyo a las situaciones de dependencia y la educación de los hijos en una ciudadanía activa.

4.- La preocupación ética por el derecho a la vida del no nacido, por la investigación médica embrionaria o por la alta tasa de divorcios reclaman políticas activas que deben escapar en efecto del pragmatismo relativista, pero también del moralismo legalista. La contribución de los actores religiosos es necesaria pero desde la convicción de que es una fuente con otras para la construcción de un universalismo ético laico.

5.- Animamos encarecidamente a todos los cristianos católicos que discrepan con sensatez del rumbo que está tomando la Iglesia católica en España a tomar posición tanto dentro de ella como en la sociedad. El silencio no es evangélico, menos aún cuando hay quienes están usurpando el nombre del evangelio y abusando del sentido de fidelidad y comunión de los más de los cristianos católicos.

2 de enero de 2008

Anónimo dijo...

¿Para cuándo la caída del caballo, camino de su damasco particular, y el Psoe denuncia de una vez los acuerdos con el Vaticano, redactados deprisa y corriendo para no quedar con el concordato al aire?
Mientras tanto, todo lo que hagan estos tipos de negro (o de púrpura) le estará bien empleado por haber alimentado a la bestia sin darse cuenta que ésta, a lo que se ve, es insaciable.
Pierre Miró
www.elpobrecitoveedor.net/blog