miércoles, 24 de octubre de 2007

RAJOY, EL ÚLTIMO DE LA FILA

El incendio político que ha desatado Mariano Rajoy con su torpe declaración sobre la escasa trascendencia del cambio climático es incomparable al problema que están causando los incendios en California (un millón de personas evacuadas, estado de emergencia), pero ambas cuestiones invitan a reflexionar sobre la estrategia "negacionista" del lobby antiecologista -al que ahora se incorpora el líder del PP-, que no es, desde luego, nueva en este mundo que se muere por los cuatro puntos cardinales.
Te recomiendo el reportaje "La ciencia aún tiene enemigos"
que publica hoy EL PAÍS.

1 comentario:

lulatranx dijo...

En su blog, Arcadi Espada dice:
"llamar negacionistas a los escépticos ante las profecías sobre el cambio climático no sólo es un repugnante disfemismo. También una alegre, jovial y risueña metáfora sobre las cámaras de gas, portadoras, jua, jua, de un verdadero cambio de clima."