lunes, 19 de noviembre de 2007

¿PERO NO ÍBAMOS DE VÍCTIMAS?... RICARDO, HERMANO, NO NOS PONGAS EN EVIDENCIA

Los prelados se han quedado mudos al escuchar a Ricardo Blázquez en la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española celebrada hoy. ¿Pero no éramos nosotros las víctimas?, han debido pensar, perplejos, monseñor Rouco Varela y sus acólitos del sector conservador de la Iglesia española. El obispo de Bilbao, que finaliza mandato al frente de la CEE, ha pedido perdón por “actuaciones concretas” de miembros de la Iglesia católica durante la II República y la guerra civil. La Iglesia católica siempre se consideró víctima de la República y de la guerra civil, a pesar de que, como es sabido, y por resumir:
1.- apoyaron la sublevación, bendecida como cruzada de liberación nacional, y se beneficiaron de sus sangrientas consecuencias.
2.- fueron cómplices necesarios de la alianza militar-eclesiástica que sirvió de base operativa de la dictadura nacional-católica de Franco,
En aquel infausto régimen de espada y sacristía, castrense y castrado, que arruinó España durante décadas, ellos fueron los verdugos.

El caso es que, próxima ya la finalización de su mandato como presidente, Blázquez ha dicho, textualmente:
“En muchas ocasiones tendremos motivos para dar gracias a Dios por lo que se hizo y por las personas que actuaron; y probablemente en otros momentos ante actuaciones concretas, sin erigirnos orgullosamente en jueces de los demás, debemos pedir perdón y reorientarnos, ya que la purificación de la memoria, a que nos invitó Juan Pablo II, implica tanto el reconocimiento de las limitaciones y de los pecados como el cambio de actitud y el propósito de la enmienda”.

Curioso bandazo del episcopado español. Hace siete años el entonces portavoz de la CEE, Juan José Asenjo, en la actualidad obispo de Córdoba, pronunció esta frase:
“La Iglesia, en la guerra civil, fue sujeto paciente y víctima”

Junto a Blázquez se sentaba hoy Rouco, su antecesor en el cargo, cuyo papel relevante en la CEE puede ser determinante de cara a marzo de 2008, fecha prevista para el relevo en la presidencia de la Conferencia. Los obispos también están en precampaña... ¿Martínez Camino, ahora obispo auxiliar de Madrid, o sea, de Rouco, toma posiciones en los cajones de salida? ¿Quién es el tapado de Rouco?

En todo caso, no nos fiemos: sólo el propio Blázquez sabe qué esconde el cristianísimo acto de contrición escuchado hoy.

2 comentarios:

Amfortas dijo...

Estimado Don Fernando, admiro su trabajo y su bitácora. Un placer descubrirle.
Cierto es que esta declaración se está viendo en ciertos medios de la derecha cerril y católica como algo desconcertante. Entoces es bueno. Parece un paso al frente de un sector del episcopado que no quiere un enfrentamiento fratricida, aunque sólo sea dialéctico.
Usted es periodista, yo no lo ejerzo, pero le dejo sobre la pista de fuentes bien informadas de la propia Iglesia sobre una reunión a principios de 2005 en Valencia, con el ya eminentísimo Señor Cardenal García Gasco, Eminentísimo Rouco Varela y otros de la misma cuerda con 4 dirigentes del PP, cuya consigna, a raíz de la reforma del código civil fue para permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo: " Hay que echar a estos como sea" .Espero que pueda confirmar esto.
Pero en cualquier caso, no lo doy como noticia, pues viene sólo de una fuente, le pongo sobre la pista.
Esto confirmaría que a algo están jugando, cuando Monseñor Blazquez, bien visto por lo que parece en Roma ahora, será nombrado a título personal arzobispo, sin que Bilbao sea elevada a Archidiócesis. Habrá que saber también en qué campo juega el Nuncio MOnseñor MOnteiro, porque parece que apoya a Blazquez y también a los religiosos de la FERE y lo que dice Monteiro, va no sólo al dicasterio de los obispos sino al propio BXVI en persona.
En fin todo muy interesante en este Vaticano patrio, como si fuera una mala novela de Morris West.
De todos modos, mi admiración, mis reconocimientos y mis saludos.

Fernando dijo...

muchas gracias por el comentario y por los halagos, que le devuelvo sinceramente.
siempre he dicho en mi vida que es bueno rodearse de personas que sepan más que uno, y ésta es una buena demostración.
Tomo nota de la pista porque próximamente iniciaré un proyecto profesional que requerirá de buenas informaciones como la que usted me proporciona.
bienvenido y no deje de participar
o comunicarse conmigo a través de correo-e.