martes, 6 de noviembre de 2007

LE LLAMAN "CIBERABUELA". ES, SIMPLEMENTE, UNA CIUDADANA DEL SIGLO XXI

Nunca es tarde para incorporarse a las tecnologías, ¿no?. Si no, lee esta noticia de Reuters que nos permite conocer mejor a la "bloguera" más anciana del mundo. Su espacio en la red está nominado en el certamen The Bobs que elige a los mejores blogs del mundo.

"Amigos de Internet hoy cumplo 95 años. Me llamo María Amelia y nací en Muxía (A Coruña) el 23 de diciembre de 1911". Así arranca la bitácora http://amis95.blogspot.com, que con menos de un año de funcionamiento ya lleva registradas casi 500.000 visitas y acapara la atención de blogueros de todos los continentes, de todas las edades y de los medios de comunicación más dispares.

María Amelia López, la protagonista de este inusitado éxito, camina ayudándose con un bastón y luce un cabello blanco brillante que peina con detalle al saberse ya una estrella de la Red y de los medios. Su vitalidad y curiosidad la han hecho viajar virtualmente desde la aldea gallega en la que vive hasta los hogares de miles de personas que le envían mensajes desde lugares antes tan remotos como Brasil, Rusia o Japón.

La "bloguera universal", como ella misma se define, comenzó su acercamiento a Internet cuando vio a su nieto utilizarlo, y pese a los reparos iniciales de éste, finalmente se vio recompensada con el regalo de un blog el día de su 95 cumpleaños.

"Cuando vi usar Internet a mi nieto ya me interesó. Yo dije '¿pero esto que es? ¡Aquí se sabe de todo! Yo quiero un Internet'", relata María Amelia, que debido a las cataratas que sufre y que le impiden ver bien la pantalla cuenta con la ayuda de su nieto Daniel para redactar en sus ratos libres las respuestas a los miles de mensajes que recibe.

"¡Yo creí que el blog era una libreta, un block! Cuando empecé pensé ¿en qué lío me metí? Me contestaron unos mil (...) Y ahora soy de todo el mundo".

Hasta ahora, esta mujer gallega que ya es bisabuela y a la que le gusta narrar en su diario online historias de su infancia, de su tierra, de la Guerra Civil y hablar sobre política, no se explica el éxito de su bitácora.

"Lo que menos pensé es que fuera a haber este revuelo", afirma María Amelia, que guarda con orgullo e ilusión el recuerdo de haber recibido una carta de su admirado presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, animándola en su labor.

"El que se quedó más sorprendido con el éxito fue mi nieto, porque me tenía que teclear mucho y él tiene que trabajar. Yo le dije 'tú me lo regalaste y ahora tienes que seguir'. Está asustado porque ahora esto ya es universal, escriben los árabes, gente de todas las ciudades del mundo, de los cinco continentes, de todas partes", afirma entusiasmada.

María Amelia reconoce haberse sentido impresionada por las posibilidades que ofrece Internet, en un país que sigue una tendencia mundial y donde la población mayor se ha multiplicado por siete en el último siglo y cuyos cambios estructurales, en paralelo a una revolución tecnológica, acarrean el riesgo de caer en la denominada "brecha digital".

Si la falta de interés, así como la dificultad de acceso o el coste elevado son las principales razones que esgrimen los mayores para no acceder a las nuevas tecnologías, esta ciberabuela asegura por el contrario que se ha sentido "revivir" gracias al uso de la Red, que le ha hecho quitarse 20 años de encima.

"Internet me ha dado vida, yo era comunicativa pero ahora me noto querida, arropada, porque son muchos los que me escriben, y mucho lo que me cuentan, y me hacen revivir", dice, y afirma segura que su vida hubiera sido muy diferente de haber contado con esta tecnología en su juventud.

María Amelia lo tiene claro y aconseja a las personas mayores que sigan su ejemplo:

"Les diría que no tengan miedo a esto, al contrario, vivirán mejor comunicándose con Internet (…) A mí eso me entretiene y me hace pensar, discurrir, mi cerebro trabaja y no pierde memoria. Si no se habla con nadie, ni se ve a nadie, va consumiéndose la inteligencia".

"Ahora tengo amigos en todo el mundo (...) Yo soy universal", concluye.

3 comentarios:

Viajera dijo...

Soy casi tan asidua al blog de María Amelia como al tuyo,aunque creo que nunca os había dejado un comentario a ninguno de los dos.

Solo quería felicitarte por tu carrera,por tu labor como escritor (tengo muchas ganas de leer tu libro sobre Gerda Taro) y también por tu blog,con tu visión tan personal del mundo.

Saludos de una futura periodista.

PD: Te he incluido en la lista de favoritos de mi blog sobre actualidad...espero que no te moleste.

Fernando dijo...

muchas gracias por tu fidelidad y por tu calidez.
manténme informado.

si te interesa el reporterismo de guerra, te recomiendo la tercera parte del libro sobre Gerda. ya lo comentaremos. mándame correo. el mío está en mi perfil

lewiscarroll dijo...

vaya con amelia, qué energía, aunque tiene truco.
sin la ayuda del nieto nada sería posible.
¿será amelia un personaje imaginario usado por su nieto para hacer dinero?
dejémoslo, es sólo una fantasía