miércoles, 19 de marzo de 2008

UNA PRÁCTICA HABITUAL EN TELEVISIÓN: TE HAGO UNA ENTREVISTA Y LUEGO EMITO LO QUE ME DA LA GANA

A diario los periodistas de televisión solicitan entrevistas. Suelen ser conversaciones más o menos largas, según el tiempo de grabacíón de que dispongan, y luego esas declaraciones se quedan en quince o veinte segundos en pantalla. Eso es normal, hay que entenderlo, porque el tiempo en TV no es chicle. No cabe todo. Claro que, con demasiada frecuencia, en informativos y en programas se producen situaciones como ésta: te entrevisto sobre un tema, dejo caer una pregunta aparentemente complementaria al final... y es precisamente eso lo que luego utilizo. Si el entrevistado se da cuenta del monumental engaño, puede acudir a la justicia. Veamos esta información sobre una sentencia por manipulación contra Telecinco que cuenta EL PAÍS:

"Me habéis utilizado, llamadme". El pasado 9 de marzo, Carmen Flores López, defensora del paciente, envió este SMS a Telecinco porque, al verse en la pantalla, no reconocía sus palabras. Estaba viendo una entrevista que le habían hecho días antes para el programa "La Noria" a propósito de la sentencia sobre las sedaciones irregulares del hospital Severo Ochoa de Leganés. Pero, aunque la mujer de la pantalla era ella, no estaban saliendo sus declaraciones sobre el tema del que la habían entrevistado.
Salió contando la muerte de su madre en la unidad de cuidados intensivos de Leganés. En efecto, Flores había explicado al final de la entrevista cómo negaron la sedación a su madre pese a que la vio "sufrir de un modo insoportable", pero el motivo del encuentro, conocer su opinión como defensora del paciente sobre la sentencia, no aparecía por ningún sitio. En la tele no salió hablando de la sentencia, y ella le dedicó "el 95% del tiempo".

Tele 5 decidió presentarla en pantalla como "familiar de fallecido" y no como defensora del paciente. Flores afirmó que "hubo mala praxis por la falta de consentimiento y de información a las familias" y añadió el relato de la muerte de su madre para dejar claro que está a favor de la sedación, pero siempre que la familia y el paciente hayan dado su aprobación. Para más confusión el presentador del programa, Jordi González, dio paso al vídeo con esta frase: "La sedación no está al alcance de todos en España". Pero no puntualizó que el caso de la madre de Flores había sucedido tres años antes. Así presentado, daba la impresión de que la madre de Flores había muerto hacía poco y parecía que demostraba cómo se estaba dejando sufrir a los enfermos terminales después de que se alejara al doctor Luis Montes del Severo Ochoa.

Impotente frente al álter ego que le habían construido decidió hacerse oír en directo mediante los mensajes de móvil que la audiencia envía y que aparecen bajo la pantalla. "Me habéis utilizado, llamadme", escribió. Pero ni su protesta apareció en la pantalla ni nadie la llamó.

No se le dio la oportunidad de explicarse en directo y, al verla en la televisión, muchos compañeros le llamaron para conocer el porqué de su repentino cambio de opinión. Por eso recurrió a la justicia, demandando a la productora Gestevisión Telecinco SA, y al final la sentencia le ha sido favorable. La resolución habla de la entrevista como "una manipulación del hecho objeto de información" y una "alteración grave de la intención de la entrevistada" ya que "sólo se difundió una parte mínima de la entrevista".

La cadena tendrá que emitir una rectificación este sábado o el siguiente. Al comienzo habrá una "breve presentación en la que se indique que se va a producir la rectificación", la imagen que acompaña la entrevista tendrá que ir rotulada como "presidenta de la Asociación El Defensor del Paciente". Por último, el juez ha obligado a Tele 5 a emitir varios fragmentos de la entrevista que considera claves para entender la postura de Flores.

Tele 5 no ha dicho si recurrirá la sentencia. En caso de que lo hiciera, la rectificación se tendría que retrasar. Durante el juicio, según dice la sentencia, el abogado de la cadena alegó que no se puede rectificar algo que no se ha emitido y que, en todo caso, lo transmitido no difiere de lo grabado. Es decir, que no alteraron ni la imagen ni las palabras de Carmen Flores, se limitaron a ofrecer parte de la misma. "Pueden hacer un programa de cinco horas para defender a Montes si quieren. Lo que me parece nefasto es que manipulen un vídeo en el que me utilicen a mí para su defensa", sentencia Flores.

2 comentarios:

Alfonso dijo...

Leí la noticia. Lo que no me queda claro, es si se hizo intencionado o no. De todas formas, ahora se juegan el honor en la rectificación. A ver como lo hacen. Recuerdo a uno que dijo CE CE O O , y quedó a la altura del protagonista del post de abajo.

Anónimo dijo...

Esto no solo pasa con las entrevistas, y no solo en TV. He ido a menudo a actos que no he podido reconocer en la reseña periodística posterior, ni de casualidad. La forma de resumir es a menudo tan tendenciosa que desvirtúa por completo la realidad.