sábado, 15 de marzo de 2008

EL EDIFICANTE EJEMPLO DEL PADRE DE FAMILIA CATÓLICO QUE SE FUE DE PROSTÍBULOS...A COSTA DEL ERARIO PÚBLICO

Así son las cosas. Por la boca muere el pez. A Dios rogando y con el mazo dando. En fin, yo qué sé, todo el refranero español es aplicable al caso del ex concejal del PP en el Ayuntamiento de Palma de Mallorca, Javier Rodrigo de Santos. Un caso que sonroja a cualquiera. ¿Y sus compañeros de la cúpula del PP? ¿Y la militancia?
Sé que ha sido suspendido de militancia y que la dirección del PP balear "respeta su presunción de inocencia" hasta que la justicia dicte sentencia firme, pero... ¿se sonrojan, lo justifican como pecado venial -en fin, ya se sabe, todo el mundo tiene errores-, o se quitan de enmedio con el conocido argumento de que en todas partes hay gente buena y menos buena"? Recapitulemos:

Escándalo monumental en Baleares tras la imputación por presunta corrupción de Javier Rodrigo de Santos, de 42 años y padre de cinco hijos, que presuntamente gastó 50.804 euros de fondos públicos en prostíbulos y centros de relax.
Resulta que es un activista ultracatólico que, como concejal popular, rechazó celebrar bodas homosexuales, participó en las concentraciones con el Papa en Valencia en 2006 y llevó en procesión el paso de la Virgen del Remei en El Molinar. El ex edil ha devuelto la cantidad gastada entre 2005 y 2007 en clubes de alterne de Palma y Madrid, tras asumir las circunstancias del supuesto delito de malversación continuada de caudales públicos que le imputa la Fiscalía Anticorrupción. En un burofax se excusó en "un error" y en "circunstancias de salud". Según EL PAÍS:

Entre 2006 y 2007, cargó "gastos personales y particulares" a la cuenta de la tarjeta de crédito de la de la Empresa Municipal de Obras de Palma que presidía. Recogió notas y recibos y maquilló el gasto bajo conceptos de "consulting de relaciones públicas y asesoramiento de imagen" para evitar "la verdadera naturaleza del gasto" ante la intervención, relata el fiscal. En ocasiones, los servicios que contrataba en clubes sexuales aparecían facturados desde las terminales de una lavandería, la tapadera de una sala de masajes de Palma. Dinero gastado "en servicios y compras que, en absoluto, revertían en beneficio de la administración" y que eran sólo particulares, recalca la querella, que detalla más de un centenar de cargos efectuados con la Visa plata que De Santos tenía asignada. "El querellado obtuvo un importante lucro", señala la fiscalía, porque imputó a la Administración gastos que "rebasaban ampliamente los usos autorizados". Entre enero de 2006 y junio de 2007, De Santos efectuó hasta 118 consumiciones en una sola casa de contactos para gays, donde llegó a abonar más de 45.000 euros. En sólo una noche se gastó 1.450 euros. Frecuentó otros clubes sexuales de la capital balear y de Madrid de madrugada. Contrató servicios y consumiciones hasta tres veces el mismo día y visitó un establecimiento tres días por semana, según el rastro de la tarjeta. "Están comprobados los cargos con los titulares de las casas y su identidad en quienes le atendían. Recogía las notas y las entregaba", señaló un investigador. "Existen numerosos gastos pendientes de identificar y analizar", relata la querella.

"Salía de madrugada porque decía que revisaba las obras sin ser reconocido", señalaron en su entorno. Desde su ámbito se indica que era adicto las drogas, un enfermo, para construir un argumento atenuante.
Anticorrupción ponderó la conveniencia de su detención y la descartó. Reclamó una fianza de 70.000 euros, el embargo de los bienes y que la juez cite "de inmediato" al acusado.


Tuvo mucho poder en Baleares y en el PP. En 1997, la ex-ministra de Sanidad Ana Pastor, que dirigía la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado, le nombró delegado en Baleares y después director territorial del Insalud. Fue coordinador de la campaña de Jaume Matas en 2003. Ahora ha sido destituido de su cargo actual en la delegación de Hacienda y rebajado a un puesto base debido a la gravedad del delito.

Sensacional ejemplo el ofrecido por este padre de familia católico que s eiba de putas con una cierta frecuencia. ¿Algo que alegar respecto a los modelos de familia? ¿Monseñor Rouco, qué opina al respecto?

1 comentario:

Alfonso dijo...

De putas no... de putos, según he leído en El mundo y en El Plural.
Bah, no le pasará nada en cuánto a su religión. La justicia le pondrá en su sitio, pero Rouco .. no creo que diga nada.
Eso sí, Victorio y Lucchino, que no vistan a la Virgen en su hermandad, por haberse casado.
Qué verguenza.