lunes, 23 de junio de 2008

ENTREVISTA EN INTERNET

Está ya en www.larepublicacultural.es una entrevista que concedí hace unos días a Sofía Basalo. Hablo de la Ley de Memoria Histórica, de la persecución de los homosexuales durante el franquismo, de la homofobia actual, del ejercicio del periodismo... Destaco algunas ideas:

"Yo tengo una sincera preocupación por la educación que, en determinados sectores sociales, se está dando a los chavales jóvenes; buena parte de la sociedad está educando a esos jóvenes en valores antidemocráticos, en valores que no casan con los presupuestos básicos de la igualdad, de la justicia, de la solidaridad, del respeto… Y tengo una enorme preocupación, porque para mí es casi más importante que el evidente racismo que existe en determinados sectores de la sociedad: nos alarmamos mucho por el racismo, pero no tenemos en cuenta que esa homofobia está interiorizada en buena parte de la sociedad, que se ha aprendido. Como decíamos antes, nos hemos educado en los colegios hace cuarenta o cincuenta años de una manera determinada y eso se lo estamos transmitiendo a los chavales jóvenes que tienen ahora dieciocho o veinte años, o menos incluso. De tal manera, que creo que la homofobia es bastante más preocupante, porque está latente y bastante más peligrosa que el racismo puntual que se puede expresar en determinados momentos.

"Estamos obligados a conocer la verdad, la veracidad de los hechos por encima de todo. Y, puesto que muchos hechos no se conocen, no hay ninguna razón para que no sean conocidos, así de básico (...) La función de los historiadores, de los periodistas, de los escritores, es descubrir la verdad y hay tantas cosas desconocidas, hay tantos datos desconocidos, hay tantas cuestiones que nunca fueron contadas, que fueron voluntariamente escondidas o involuntariamente olvidadas y que han quedado ocultas -en el franquismo, en la transición, en los primeros pasos de la democracia-. Hay muchas cosas que están sin contar. Lo que venga después son valoraciones subjetivas (...) Determinada gente piensa que ya está todo contado y no hay nada más que contar y la historia está escrita pero yo discrepo.

En este país, los medios están alineados desde hace algún tiempo, hay una atmósfera bastante crispada, sobre todo desde el 11-M. Digo los medios, las empresas. En el caso de la televisión, por ejemplo, las audiencias condicionan los informativos cada día más, pero luego, es verdad que hay actitudes individuales que calan en el espectador, en el lector o en el oyente (...) Te voy a decir un nombre, Gervasio Sánchez, un ejemplo de periodista de raza, insobornable, porque trabaja para medios nacionales y también regionales y tiene un compromiso muy firme con los desposeídos, con los desheredados. Es un modelo a seguir, un periodista con todas las letras que sigue buscando la verdad y que va ahí donde está el silencio.

Puedes leerla completa en: www.larepublicacultural.es/articulo.php3?id_article=%20880.

3 comentarios:

Michel dijo...

pesimismo o fatalismo ?

He(mos) luchado aqui, en Francia, durante los años 70, contra el sexismo y la homofobia,y total, para qué ?
Ahora, en 2008, las "banlieues" ( y ,desgraciadamente,no solo ellas ; basta con mirar la tele!)son màs homofobias que nunca !
No,en efecto, no soy muy optimista...

Basta de làgrimas y coraje para tu libro !

Anónimo dijo...

Hola. Fernando acabo de leer una entrevista que le han hecho sobre un libro que usted escribio hace tiempo y según usted ser periodista es la "mejor profesion del mundo", ante todo le diré que como usted lo es, pues habla de ello con conocimiento de causa, porque usted parece ser que disfruta con su profesión, pero yo le dire que soy catedrática de historia del arte e imparto clases en una facultad y para mi mi profesión es la mejor del mundo, porque la elegi y además disfruto mucho de ella también le comentare que lei uno de los libros que usted ha publicado el de "Gerda fotógrafo de Guerra"y la verdad que me fascinó. Muchas gracias y reciba un cordial saludo y sobre todo pase unas felices vacaciones.

Anónimo dijo...

Hola. Fernando, soy lesbiana y nunca he ido a una manifestación del orgullo gay. ¿Usted cree que ese tipo de manifestaciones son necesarias?, si le digo la verdad, prefiero ir mejor a un evento cultural que a ese tipo de manifestaciones, que desde mi punto de vista me parecen un tanto "carnavalescas" y frivolas. De todos modos afortunadamente vivimos en una sociedad con una democracia lo suficientemente consolidada y no estamos por "suerte" en la época de Franco. Muchas gracias y reciba un cordial saludo.