viernes, 22 de febrero de 2008

LA "VICE", DE CERCA

Leo en EL MUNDO que María Teresa Fernández de la Vega protagoniza este domingo un reportaje firmado por Mercedes Ibaibarriaga en el "Magazine" de este diario. Señala la publicación que el objetivo de la periodista era no hablar de política. El reportaje se realizó durante una jornada de quince horas, que comenzó en casa de la candidata socialista al Congreso por la circunscripción de Valencia.
La "Vice" mostró su lado más íntimo y no eludió una pregunta formulada a partir de un insistente rumor que ha circulado durante los últimos cuatro años:

-¿Usted es lesbiana?

— Hombre, ¡por fin me lo preguntan!. Pues mira no. Es un rumor sobre mí que se han inventado para hacer daño con algo que, oye, respeto absolutamente. No tengo ninguna homofobia, ¡pero no soy homosexual! Si lo fuera, no tendría ningún problema en decirlo. ¡Pero es que no lo soy!

— ¿Y lo suyo con una famosa presentadora de deportes de televisión?

— ¡Y dale con eso! ¡Pero si no la conozco, que no nos hemos visto en la vida! ¡Y me casan con ella! Me han casado con muchas, eh, cuidado. Pero sobre todo con ella (dice blandiendo un kiwi trinchado). Me entero por los periódicos o Internet. Me casaron con una médico, que tampoco conozco del Hospital Gregorio Marañón, con una amiga mía de Palma... Eso es impresentable. Palma, un sitio pequeño, ¡y sacaron su nombre! Me parece disparatado y discriminatorio.

Éste es el avance de EL MUNDO: ¿periodismo malintencionado o periodismo competitivo?
Y digo yo: ¿es noticia que la "Vice" NO sea algo?
El resto, el domingo.

6 comentarios:

Una sola habitación dijo...

Es la primera vez que opino en tu blog, pero te sigo desde hace un tiempo y me gusta mucho lo que escribes. Sobre esta entrada, no termino de entender su objetivo. La orientación sexual de una persona no debería ser NUNCA noticia. Yo entiendo que hoy por hoy esto es una entelequia y sí es noticia saber que tal o cual personaje es homosexual. Pero no debería ser así y deberíamos luchar para que no lo sea. Es decir, debería ser más interesante saber si a tal personaje le gustan las lentejas o el zapateado flamenco que saber si entiende. Sinceramente, para mi ya es así. Me importa muy poco, es más, nada, si la vicepresidenta es lesbiana o no. Me interesa mucho más saber qué lee, qué color le gusta más o hasta si se ha operado ( aunque estos ejemplos extremos en realidad me interesan poco ).
Quizá no he entendido el objetivo de tu entrada. Quizá deformación periodística?
En cualquier caso, aprovecho para felicitarte por tu blog.

Fernando dijo...

Pues es muy sencillo. Señalar cuál es la venta que hace EL MUNDO de su "exclusiva", o más bien de la imagen de la Vice. Efectivamente, es una "no noticia" (no soy lesbiana, no soy del Atlético de Madrid, no soy fan de Iron Maiden), con el agravante de que se articula a partir de un rumor (Alejandro Sanz, ¿eres gay?, Miguel Bosé, ¿tienes SIDA?, etc...)

En resumen, llamar la atención a cualquier precio. Aún así, que la redactora se atreva a preguntar es un mérito.

Por lo demás, de acuerdo contigo.
Y gracias.

Una sola habitacion dijo...

Ahora lo entiendo perfectamente. Muchas gracias por tu aclaración. Se ve que esta tarde estoy espeso.

Alfonso dijo...

Pues si yo os dijera que tengo un compañero de trabajo que me ha jurado y perjurado que tiene un amigo al que le ha dicho un conocido que sabe de buena tinta que la presidenta se casó con esa presentadora de televisión... lleva con la misma cantinela cuatro años. Hoy se habrá quedado de cuadros al leer esta 'noticia'.

gabriela dijo...

¡Qué gran señora la vice! ¡Cómo les gustaría a los opositores encontrarla un "fallo" (para ellos esto sería un fallo, sin duda)para machacarla y quitársela de encima. ¿A qué mujer de la derecha se la podría comparar? ¿Quién haría con Rajoy un papel similar al de ella con R.Zapatero? ¿Espe? ¿Soraya? ¿Teofila? No soy capaz de responderme

Anónimo dijo...

totalmente de acuerdo. el avance de EL MUNDO es para llamar la atencion. ¿No tienen nada mejor que vender?
Veremos el reportaje de mañana.