martes, 26 de febrero de 2008

CRÍMENES NO TAN LEJANOS, CRÍMENES NO TAN AJENOS

Tres puñaladas, dos en el tórax y una en el abdomen, han acabado con la vida de una joven llamada Laura, de 22 años. Ha sido detenido como presunto autor del crimen su pareja sentimental, Néstor Wilfredo, de 29 años, que intentó suicidarse en otra vivienda cercana. El crimen ha tenido como escenario la casa del barrio madrileño de Lavapiés donde vivían. Ni tienen antecedentes ni existían denuncias previas por malos tratos.

La persona que trabaja en mi casa es compatriota de ambos. Hoy está triste porque no entiende cómo una persona es capaz de quitar la vida a otra. Me dice, antes de encender la aspiradora, que algo está pasando en la sociedad, porque no es normal que asistamos a desenlaces trágicos como el de esta madrugada.
Está triste también porque piensa en la chica fallecida, y en los padres de la chica. Quizá ya han sido informados, a esta hora, de que su hija Laura nunca regresará. Se le nublan los ojos.

Y me recuerda: ahora viene lo peor. Repatriar el cadáver. No sólo cuesta muchísimo dinero. "En la Embajada no nos ayudan nada; nuestros compatriotas nos tratan peor que los propios españoles", afirma. Se agacha para ajustar la aspiradora pensando en su mamá y en su hijo, que están a miles de kilómetros de distancia.

2 comentarios:

unanocheenvalencia dijo...

1 punto que no hayas puesto la nacionalidad.
A eso se le llama dar ejemplo.
Un beso enorme de una amiga no tan secreta.

Anónimo dijo...

bonito, fer. conectas de maravilla con lo que siente la gente. con el dia a dia