miércoles, 6 de febrero de 2008

ENVENENA A SUS CUATRO HIJOS, LOS DOS PEQUEÑOS SE MUEREN

Me parece más correcto escribir "se mueren" que "mueren". "Mueren" es una convención, un término periodístico, un presente de indicativo que vale para un roto y un descosido. Cuando decimos que alguien "se muere" (Fernán-Gómez, por ejemplo), palpamos la auténtica dimensión del hecho.

Así que, en Mutilva Alta -a dos kilómetros de Pamplona-, se han muerto dos niños de tres y siete años por una ingesta de medicamentos presuntamente proporcionados por su madre, que después ha intentado suicidarse. Dos hermanos más, de doce y catorce años, se encuentran hospitalizados, así como la mujer, de cuarenta años. La encontraron en el garaje. Había intentado suicidarse, dicen.

Estoy impresionado. Una madre quita la vida...¿a sus hijos? ¿Cómo es posible?
¿Qué habrá pasado por la cabeza de esa mujer para adoptar semejante decisión?
¿Tan mal se encontraba psicológicamente (los vecinos dicen hoy, en las noticias, que estaba un poco trastornada")?
¿Qué utilidad tendrá el tratamiento psicólogico que ha recibido el padre (el matrimonio está separado) y los dos hermanos mayores?

TVE-1 y Cuatro, por ejemplo, consideran que las elecciones norteamericanas interesan más al ciudadano español, llegan más a nuestra sensibilidad, y por eso han abierto con la pelea Clinton-Obama y ha dejado para después este desastre. Sin darle más vueltas. Antena 3, sin embargo, ha abierto con la noticia de Navarra. Esta vez, creo que A3 ha acertado, por mucho Supermartes que vivan los americanos.

Mi hija está durmiendo la siesta. Pronto cumplirá dos años.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

hrrible, fernando.
soy madre de dos hijos y no soy capaz de ponerm en la piel de esa mujer.
por muy mal que lo estés pasando, ¿hacer daño a tus hijos?

increible. una pena

Nacho G.Hontoria dijo...

Yo hubiera puesto "ENVENENA A SUS CUATRO HIJOS Y MATA A DOS" queda más real, porque en verdad los ha envenenado para matarlos y si dos se han muerto es porque ha logrado el objetivo, por tanto han sido matados ¿no?

lupita dijo...

Fernando no habla de corrección del lenguaje, habla de la falta de sentimientos de los periodistas cuando se refieren a los que mueren.
Nunca dicen "se mueren". LEs da pudor, digo, pavor.
¿Muertos de verdad?
No gracias.