jueves, 14 de febrero de 2008

GABILONDO, ZAPATERO, LAS CONFIDENCIAS CONVENCIONALES Y LOS MICROS ABIERTOS

Noticias Cuatro, 14 de febrero. Editorial de Iñaki Gabilondo, tras el anuncio de que habrá dos "cara a cara", y en el día en que todos los medios recogen las reacciones de la clase política (bueno, PSOE y PP sólo) al desliz del propio Gabilondo y de Zapatero, cuando, al final de la entrevista del lunes, siguieron conversando sin darse cuenta de que tenían los micros abiertos:

"Es una noticia excelente. Zapatero y Rajoy debatirán. Cada cual podrá verlo en la cadena de televisión que desee. Los partidos ni imponen ni excluyen, y será un éxito para quien tiene que serlo: el propio debate y el derecho de los ciudadanos. Esperamos que la decisión tomada sirva ya para el futuro y nos ahorremos todos una disputa. Será, naturalmente el primer asunto que abordemos. Pero hay otro tema, que hoy ha convertido a "Cuatro" en protagonista, y sobre el cual tenemos alguna cosa que decir.

Nos referimos a las palabras pronunciadas por Zapatero en esta casa después de la entrevista y que han provocado un gran revuelo. Lo principal que tenemos que decir es que fue un descuido, un descuido nuestro y que por el debemos pedir disculpas a nuestro invitado. Fue fallo de mal anfitrión. Aquí debía acabar todo, porque el contenido de la confidencia es de lo más convencional. Estaba en la línea de lo que todos los comentaristas venían considerando evidente: que el PSOE aspiraba a movilizar. Un comentario en modo alguno relevante, al que no concedimos ni concedemos la menor importancia.

Bien es verdad que nosotros, los becarios imberbes, no tenemos la profundidad de mirada de algunos colegas, que son capaces de ver crecer la hierba, incluso la que no hay. Pero, sin una gran lupa y un espejo deformante lo que dijo el Presidente no tiene nada de particular. El alboroto organizado esta mañana no pone en evidencia a Zapatero, pone de manifiesto el potencial de fuego de quienes, con muy poquita cosa, organizan una cruzada. Como contra la intoxicación no hay nada mejor que la información, hemos pensado escuchar juntos lo que se dijo, con claridad de sonido, y ustedes juzgarán si eso es -como hoy se ha dicho- el anuncio de una magna ofensiva crispadora o, por el contrario, la prueba de que algunos quieren envenenarlo todo. Confiamos en que el Señor Presidente no lo entienda como un segundo desaire, sino como la forma más rápida de poner punto final a un falso problema."


Han repetido entonces la secuencia completa, en la que Gabilondo y Zapatero siguen hablando, aunque no han tenido la habilidad de subtitularla (quizá no se entendía tan bien) porque realmente la conversación proseguía, y en el contexto global no parece tan grave. Quizá tenga razón Iñaki, pero no deja de ser un error suministrar munición al adversario. Una sola bala también mata. Dijo lo que dijo ("nos conviene que haya tensión"), y punto. Póngase hoy a hacer aclaraciones...

Una de las reglas básicas de la televisión, que debería conocer Gabilondo y Zapatero, es que hay que cerciorarse de si están o no los micros abiertos antes de iniciar una entrevista, en una pausa para publicidad o una vez que se termina. Porque se escucha todo, se graba todo, y luego pasa lo que pasa.

5 comentarios:

Gastón P. dijo...

¿Quién ha pasado esa grabación no emitida a otras televisiones? ¿Ha sido Cuatro? ¿Un técnico desleal? ¿No estará todo amañado para crear polémica? No me fío de los periodistas, porque los conozco bien. bueno, siempre hay excepciones, Fernando.

Alfonso dijo...

Me ha pasado pocas veces, pero en la radio, alguna vez me he dejado un micro abierto. Hay que tener cuidado. La rutina es el peor enemigo del trabajo.

Anónimo dijo...

Lo importante para mi no es si los microfonos estaban abiertos o no. Lo importante es el contenido de lo escuchado. Es evidente que el comentario de Zapatero por dramatizar es elocunte por lo que significa en cuento a su clientela y por lo que significa en cuanto a su talento, perdon talante.

gabriela dijo...

Todos los políticos representan un papel cara a sus electores. Sus asesores les dicen si han de estar serios, si han de reír, si han de afectar dolor, alegría, preocupación... Los políticos actúan, que nadie se engañe. No son espontáneos, no van a pecho descubierto. ¿Por qué, entonces, llevarse las manos a la cabeza por este suceso? ¿Es que no provocan todos situaciones límites, de enfrentamiento, de confusión? Cualquiera que trabaje en ámbito político lo sabe. Dejémonos de fariseismos. Lo que no entiendo, es que Rodríguez Zapatero sea tan franco con un periodista como para contarle su estrategia. Ahí es donde Zapatero no ha "actuado".
Y lo del talante, a ver cuando miramos el diccionario para ver qué es el talante y nos damos cuenta de que, bueno o malo, todo el mundo tiene talante.

Anónimo dijo...

“Plataforma de votantes de izquierda contra Zapatero”

Tenemos, desde las posiciones tradicionales de la izquierda, razones para no apoyar a Zapatero, tras una desastrosa gestión, que de izquierda no tiene más que la etiqueta. Afortunadamente hay opciones como IU, Ciudadanos o UpyD que pueden recoger el voto y las distintas sensibilidades de izquierda. Hay muchas más, pero estás son las primeras:

* Negar una crisis que es ya evidente sin tomar ninguna medida para apoyar a los jóvenes, los que no pueden pagar la hipoteca o los que están perdiendo su trabajo.
* Cuando se superan los dos millones de parados, limitarse a maquillar los datos, sin tener ningún plan para atajarlo.
* Mentir a los ciudadanos sobre la negociación con ETA o el Estatut, como si fueramos idiotas.
* Traicionar al pueblo saharui, adoptando las posiciones marroquíes.
* No haber derogado ninguna de las medidas contra los trabajadores de los gobiernos anteriores.
* Estar totalmente aislado, sin relaciones internacionales en un mundo cada vez más globalizado. Ni los laboristas ingleses le invitan.
* Dar bandazos sobre la inmigración, desde el “papeles para todos” a pedir “expulsiones masivas” en Europa.
* Pretender socorrer a las grandes inmobiliarias con dinero público.
* El piso de Bermejo. O los vuelos oficiales para asuntos privados en Londres o Berlin.
* Los chupópteros del Canon. Otra vez, dinero público a manos privadas…..

Y podríamos citar cinco mil razones más. El 9 de marzo no votes Zapatero, si quieres que la izquierda sobreviva a un Presidente nefasto. Hay otras opciones, vota con libertad.