miércoles, 9 de junio de 2010

EL ALMA DE LA ROJA

Después de la retransmisión del España-Polonia, TVE emitió anoche "El alma de La Roja", un documental sobre la historia de la selección española de fútbol. Santiago H. Zannou mezcla con habilidad testimonios llenos de emotividad con el extenso archivo de imágenes -desde Amberes'1920 hasta la Eurocopa de 2008-.

Como hilo conductor, el viaje de Guillermo Eizaguirre para encontrarse con veteranisimos internacionales como él: Puchades, Ramallets, Di Stefano, Luis Suárez. También incluye una bella imagen de Eizaguirre visitando en Roma el lugar donde "vive" la Copa del Mundo. Original idea, aunque fallida desde el punto de vista de la realización final. Los grandes mitos con los que se encuentra aportan sólo su decrépita imagen (son mitos, pero están muy mayores). Rodar una secuencia de los ancianos ex-futbolistas viendo un partido de niños me parece tópico. La música elegida tampoco ayuda en esos momentos del guión que aspiran a transmitir el "alma" de La Roja.

No ocurre lo mismo con los vibrantes testimonios del amplio elenco de internacionales que interviene. Me gustó, sobre todo, volver a ver a los veteranos: Basora, Olivella, Pereda, Miera, Luis, Santillana, Iríbar, Gárate, Pirri... Me gustaron los testimonios emotivos, como los de Luis Enrique, Fernando Hierro o Michel, los divertidos -Rafa Gordillo-, y especialmente las intervenciones de Fernando Torres, sobre todo la última, en la que recuerda con respeto a sus predecesores y comparte con ellos y con quienes nunca vistieron la camiseta nacional el éxito de hace dos años.

En cuanto a los momentos estelares, están todos: los goles de Zarra y Marcelino, el 12-1 a Malta, el gol de Maceda, la final de los Juegos de Barcelona, los goles de Cesc, Villa, Torres, etc... en la Euro'08. También, las grandes decepciones (los fallos de Arconada, Cardeñosa, Salinas, Zubizarreta, Raúl...) y las grandes injusticias que ha sufrido el combinado español.

En general, me gustó. Me recordaba la serie "De Cibeles a Neptuno", sobre la historia del Real Madrid y del Atlético de Madrid, que dirigí en 1996-1998 para Telemadrid. Un trabajo que me permitió conocer a grandes ídolos del fútbol -muchos, por desgracia, ya desaparecidos- y del que me siento orgulloso.

El conjunto es eficaz y armónico, aunque no es perfecto. Aunque las presencias de Luis Arnáiz y José Ángel de la Casa añaden "memoria histórica" (también la de Matias Prats, quizá excesiva en tiempo), sobran un coleccionista y un psicólogo. Los compromisos institucionales (la presencia de Victoriano Sánchez Arminio, como representante de los árbitros, y de un jugador de la sección de fútbol-sala y de una jugadora de fútbol femenino) aportan poco y "cantan" mucho. Lástima que un documental épico, que llega al corazón, se coloque en ocasiones al borde del "vídeo institucional".

Y sobre todo, se echan de menos relevantes ausencias: Gento, Amancio, Marcelino, Camacho y, por encima de todos, Raúl. ¿Dónde está y por qué no fue entrevistado el futbolista -jugador de campo- que más veces ha vestido la camiseta nacional?

4 comentarios:

El Malvado Ming dijo...

Tienes toda la razón. No hay nada que justifique la ausencia del jugador español más relevante de las últimas decadas.

maxpoweralfa dijo...

raul ?quien es raul? gloria merengue para el resto uno mas,villa iniesta torres,esos son y seran historia

Anónimo dijo...

Tu eres un profesional.
Muchos compañeros tuyos de profesión no saben ni hablar ni escribir.Algunos apenas consiguen razonar.
Sólo hay que ver a algunos especímenes que salen en la tv. Se ganan la vida haciendo el imbécil y opinando de lo que no saben para un público aún más imbécil.
¡Qué curioso echas en falta a los del madrid!
¿No serás tú del MADRID? En cualquier caso es incontestable la valía de Raúl, aunque a algunos no nos guste su juego.
Cayu

Anónimo dijo...

Raul fue y es un buen jugador, es el que mas veces ha vestido la camiseta de la seleccion y (de momento) el maximo goleador. Por desgracia, Raul pasara a la historia como el que falló el penalti contra Francia en 2002, del mismo modo que Zubizarreta y Arconada pasarán a la historia por sus "cantadas" del 84 y el 94 respectivamente. Es una pena, pero para que un buen jugador pase a la historia, tiene que hacer algo meritorio que incluya una victoria del equipo (recuérden a Pele, Maradona, Kempes, Rossi etc). Raul no consiguio llevar su liderazgo una victoria sonada de la Roja, y por eso solo sera un "buen jugador", pero no un grande.