miércoles, 26 de septiembre de 2007

"PUBLICO", EN LOS QUIOSCOS: BUENAS SENSACIONES, FUTURO INCIERTO

Enhorabuena a los profesionales que han dado vida a "Público", el nuevo periódico liderado por Ignacio Escolar como director y Juan Pedro Valentín como director general. Siempre es una buena noticia la aparición de un medio de comunicación: para la democracia, porque aumenta el pluralismo, imprescindible en estos momentos de periodismo de trinchera; para los lectores, porque pueden contrastar mejor las diferentes interpretaciones de la actualidad gastando sólo medio euro más, y para los profesionales, porque tenemos más posibilidades de trabajar.
Hoy, año 1 número 1, inevitable declaración de intenciones: exclusiva de portada con la identidad del que "Público" considera número 1 de la "nueva ETA"; el dinero que se llevará Manuel Pizarro cuando salga de Endesa; entrevista con Mustafá Barghuti, "independiente" palestino, y con Raúl, futbolista del Real Madrid; salpicón de firmas interesantes (Wyoming otra vez no, por Dios), y típico cuadernillo central con "quiénes somos, qué queremos hacer y fijaos lo mucho que hemos trabajado estas últimas semanas". En la página 35, sus objetivos: "responder a las demandas del lector crítico, curioso y activo" (¿todavía existe?).
Buena imagen de marca con una acuarela de Miquel Barceló como seña de identidad corporativa, atractivo formato (parecerse a otros no es un defecto, es un valor si el resultado final es bueno, y lo es), fácil de hojear y de leer (atención al detallazo, la última página no es la última página, sino la primera de deportes, o sea, que "Público" puede leerse al revés, lo que hacemos todos cuando compramos otros periódicos), con muchas curiosidades y muchas fotos. Tiene también su versión en Internet.
Como declaración de intenciones, un notable alto. Se nota el esfuerzo, la voluntad de ser accesibles, su intención popular, su estilo moderno y vivo.
El problema es hacer la edición de hoy, la de mañana... obtener exclusivas no es tan fácil, y el reto estará en comprobar si "Público" tendrá el carácter complementario con el que nace
-especialmente por su precio-, o es capaz de competir con los consolidados diarios de tirada nacional. Por no hablar de la viabilidad financiera, o de su alineamiento político, del que tanto se ha hablado en estos últimos meses. Pero aún es pronto. Ya lo veremos y lo leeremos. Prejuzgar no es de sabios. Hoy es el día de las felicitaciones.

1 comentario:

Curro dijo...

sinceramente, yo, tras leerlo varios días, pienso que no es un buen diario. o al menos no se acerca ni de lejos a el mundo o a el país, ideologías a parte. no hay información de madrid,y es todo bastante superficial, como un 20 minutos más grande. me gusta la línea ideológica, pero se han marcado demasiado, ¿no crees? algunos fichajes de opinadores buenos, eso sí. como tú dices, veremos. un saludo_C.