lunes, 19 de enero de 2009

EL COMPROMISO DE PAU CASALS CON LA PAZ LLEGA A MADRID EN FORMA DE EXPOSICIÓN

He asistido hoy a la inauguración de la exposición "Pau Casals: un músico comprometido" en el Centro Cultural Blanquerna de Madrid.
Es una interesante muestra en la que se da a conocer el compromiso con la libertad, la paz y la democracia de uno de los mejores violonchelistas del siglo XX. Una faeta muy poco conocida de su vida, en la que se volcó desde 1936.
La exhibición recorre su vida desde que se exilia a Prades (Francia) hasta su muerte en 1973 en San Juan de Puerto Rico. El visitante descubre cómo, al finalizar la guerra, Casals intenta ayudar a los refugiados que han cruzado la frontera, y esa experiencia terrible le marca profundamente. El autor de "El cant dels ocells" no tenía por qué comprometerse en favor de la paz, no tenía por qué dar más importancia a la defensa de los intereses colectivos que a paz que a su carrera profesional. Pero lo hizo. Al finalizar la 2ª Guerra Mundial, por ejemplo, se negó a tocar en Inglaterra en protesta por el tancredismo de los aliados hacia la dictadura. Por su silencio cómplice. No hay nada más doloroso para un músico que hacer callar su instrumento. Pero Casals lo hizo.

Se exhiben artículos que publicó en periódicos británicos y americanos, como "Why Franco must go", publicado en el "News Cronicle" en 1946. "Hay cosas más importantes que la música", puede leerse en uno de los carteles de la muestra, organizada por la Delegación en Madrid de la Generalitat de Catalunya y la Fundación Pau Casals. También pueden verse varias cartas a J.F. Kennedy en las que reclamaba una actitud más enérgica contra Franco. Pero, para Estados Unidos, ya había pasado ese momento.

Casals estuvo nominado en dos ocasiones para el Nobel de la Paz (en 1956 y 1958), recibió la Medalla de la Libertad de los Estados Unidos (1963) y le otorgaron la Medalla de la Paz de las Naciones Unidas (1971).

Una recomendable exposición, fácil de ver, que vincula la recuperación de la memoria democrática con el compromiso en favor de la paz, y que nos hace reflexionar sobre la actitud de intelectuales y artistas -y de todos nosotros, en suma- en relación con los grandes dramas que consumen a la humanidad en nuestros días.

2 comentarios:

cristina dijo...

¡qué interesante descubrimiento!

mariola dijo...

Fernando, me incorporo a tu blog despues de haber tenido el placer de conocerte en una celebración de un amigo común. Felicidades por tu trabajo y me congratulo por haber tenido tres horas de gloria el pasado viernes hablando con personas tan interesantes y con las que comparto gustos, idelología e ilusiones. Ya soy tu fan, preparate... Un fuerte abrazo.